miércoles, noviembre 03, 2010

Contraseñas secretas


Muchas veces te esforzás por crear contraseñas seguras, pero ¿realmente las mantenés en secreto? Recordá no revelar a nadie tus contraseñas y proteger estratégicamente los sitios donde las tenés anotadas. Además, evitá abrir cuentas que requieran nombre de usuario y contraseña en lugares públicos como aeropuertos, salas de conferencias o similares.  Estos sitios pueden presentar canales inseguros para transmitir datos personales.

Gabriela Barrantes, directora de la Escuela de Ciencias de la Computación e Informática de la Universidad de Costa Rica, recomienda:

Hay que también asegurarse que el canal en el que uno esté es seguro. Entonces no poner una contraseña por ejemplo en la computadora del café internet más cercano, porque esa es casi seguro va a estar contaminada, y por supuesto tener su propia máquina bien cuidada.

Tené presente nunca dar tus contraseñas por correo electrónico. Si te piden ingresar a una dirección web específica para comprobar una contraseña, probablemente se trata de un fraude en línea. Además, recordá cambiar tus contraseñas periódicamente. Entre más segura y larga sea podrás mantenerla por más tiempo. Con base en ello, Gabriela Barrantes opina:

Es mejor hacer los cambios como cada cinco o seis meses; o cuando yo sienta que de alguna manera mi password se vio comprometido. Cada vez que me toca viajar al exterior o si de verdad estoy en un lugar donde tuve que usar un café internet y tuve que digitar un password, yo inmediatamente que llego a un ambiente seguro lo cambio; o lo que hago más a menudo hoy en día es si sé que voy a un lugar inseguro, cambio el password primero a un password temporal, uso el password temporal y a la vuelta vuelvo a utilizar un password seguro.

Tomá en cuenta que una contraseña es equivalente a un secreto y es tan valiosa como la información que protege. Por ello realizá prácticas personales seguras y mantenerte al día con los avances del mundo cibernético.

Guión: Alejandra V. Carballo. Corrección: Alejandra León Castellá, Alejandro Portilla.
Locución:  Natalia Monge

2 comentarios:

Aitor - autohipnosis dijo...

Ahora es muy dificil mantener las contraseñas solo en tu cabeza porque cada vez son mas las actividades que lo requieren. Desde hace un tiempo, tengo una libreta donde voy anotandolas todas, ya que sino me resultaria imposible recordar todas ellas.
Un saludo.

CIENTEC dijo...

Coincido absolutamente.